Make your own free website on Tripod.com

Noticias

.
Home
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

 

 

COMUNICADO AL PAÍS

EL PACTO TENEBROSO Y EL FRAUDE A LA NACIÓN

 

La ACP en particular Alberto Alemán Zubieta presentó este martes 29 de junio El Plan Maestro para la modernización del Canal de Panamá, en el marco de la reunión de la Junta de asesores y un minúsculo grupo de empresarios nacionales y extranjeros, cuando lo debió presentar por cadena nacional al país, como Dios manda sobre tan importante tema para la nación.

El señor Zubieta solo presentó los trabajos inmediatos de modernización del Canal como: el dragado del Corte Culebra, la reparación de las líneas férreas para las locomotoras, la posibilidad de construir las tinas de reciclaje de agua, entre otras; sin embargo no presentó la otra parte de los proyectos que se refieren a los embalses y la construcción del tercer juego de esclusas, lo cual según él se presentará a fin de año.

Con esto la ACP pretende engañar a la población nacional y en particular a los campesinos de la mal llamada cuenca occidental del Canal de Panamá, con el cuento de que los embalses no van, postergando decirle a la faz del país su verdadero proyecto que es el tercer juego de esclusas incluyendo los tres embalses; sin embargo no retiran las tres concesiones hidroeléctricas que les otorgó el Ente Regulador para represar lo ríos Caño Sucio, Indio y Coclé del Norte, tampoco se ha derogado la ley 44 que es el marco para la construcción de los embalses, sólo si se dan estos dos hechos podríamos decir que los lagos no van.

 

La verdadera razón por la cual Alemán Zubieta postergó para fin de año dar a conocer el resto del proyecto, es que espera que se realice la maniobra fraguada entre el gobierno norteamericano y los gobiernos saliente y entrante de Panamá para otorga la concesión de una futura obra del tercer juego de esclusas a empresas norteamericanas sin tener que someterse a una licitación internacional y mucho menos al referéndum nacional que establece el artículo 319 de la Constitución Nacional.

 

Pasamos a denunciar y explicar esta situación

Actualmente se está negociando un TLC con los Estados Unidos  donde se incluye el tema de la ampliación del Canal. Desde finales del año pasado en la Ciudad de Miami se dio una reunión entre el Secretario de Comercio Exterior de Estados Unidos  Robert Zoellick y la Presidenta de Panamá Mireya Moscoso, donde éste señor le dijo a la Presidenta que los Estados Unidos aceptaría negociar un TLC con Panamá, si necesariamente sé incluía el tema de la ampliación del canal y se garantizaba la participación de las empresas norteamericanos en este proyecto, a lo cual la Presidenta respondió afirmativamente. Esto lo reafirma la jefa del  equipo negociador de Estados Unidos para el TLC con Panamá en la primera ronda de negociaciones, al igual que la solicitud de la Junta Directiva de la ACP para que se incluyera el tema de la ampliación del canal en dichas negociaciones.

La formula de incluir este tema en el tratado es a través del capítulo que trata de las compras gubernamentales y los contratos de obras públicas.

 

Pero aún logrando esto dentro del TLC las empresas norteamericanas y su gobierno tienen otro obstáculo para sus planes de apoderarse nuevamente del Canal de Panamá, nos referimos al artículo 319 de la Constitución Nacional, el cual obliga a ir a un referéndum nacional en lo que respecta al tercer juego de esclusas o un canal a nivel del mar, ya sea que se dé vía un tratado con otro estado ó por un contrato con algunas empresas extranjeras de uno o varios países.

Este artículo se estableció en la Constitución Nacional en 1983 como una salvaguarda de los interese de la nación, debido a la experiencia vivida después de la aprobación de los tratados Torrijos-Carter, por un plebiscito en 1978, cuando el Senado Norte americano le introdujo dos enmiendas que Panamá nunca aprobó.

Por tal motivo el artículo 319 de la Constitución Nacional obliga a someter a referéndum a cualquier tratado o contrato sobre la construcción de un tercer juego de esclusas o un canal a nivel del mar e incluso a cualquier enmienda o entendimiento posterior a dichos tratados y contratos.

 

Es aquí dónde casualmente entra el paquete de reformas constitucionales presentado por el presidente electo, que propone agregarle a este artículo la palabra obligatorio, cuando esto se cae de su peso; El discutir dicho artículo abre la posibilidad de reformarlo y eliminar el párrafo que se refiere a los contratos con empresas extranjeras, dejando así el camino abierto para que Estados unidos exija el cumplimiento de lo pactado en el TLC sin tener que someter este contrato sobre la ampliación del Canal y la construcción del tercer juego de esclusas a Referéndum Nacional.

Por lo antes expresado podemos concluir que tantas coincidencias en un periodo de transición de gobierno reflejan que hay un pacto tenebroso entre la ACP (con su plan maestro y el proyecto del tercer juego de esclusas que incluye los tres lagos), el gobierno saliente ( con su prisa y secretismo sobre el TLC donde negocia la ampliación del canal), el gobierno entrante (con su proyecto de reformas constitucionales en especial la del artículo 319 sobre el referéndum del canal) y el gobierno y las empresas norteamericanas(con su afán de apoderarse nuevamente del Canal de Panamá) este pacto se traducirá en la hipoteca del canal por más de cincuenta años, en el endeudamiento del país por este proyecto por más de 15,000,000 millones de dólares con sus secuelas de carencias de recursos para educación salud entre otras necesidades de la población, y el desplazamiento de 100,000 campesinos humildes de sus tierras. Sumado a esto tenemos que el futuro ministro del MEF puede ser el sub-administrador de la ACP, señor Ricaurte Vásquez, pieza clave en todo este contubernio.

Estamos asistiendo a un gran fraude nacional y a la venta de nuestro canal y de nuestras tierras, porque ocurrirá lo mismo que con los corredores norte y sur, con el CEMIS, con Panamá Port y con todas las concesiones leoninas por más de cuarenta años donde al final se benefician las empresas extranjeras y unos cuantos empresarios nacionales y los políticos que negocian el contrato, mientras el pueblo panameño adquiere una inmensa deuda impagable y se sume más en la pobreza y en el subdesarrollo.

Ayer se decía que al canal debía dársele el uso más colectivo posible, hoy se le miente al país diciendo que los beneficios del canal se sienten por todo el país, mañana se dirá si se pudo sacrificar al pueblo panameño en beneficio de las transnacionales.

Por todas estas razones la Coordinadora Campesina Contra los Embalses hace un llamado a todos los panameños y panameñas organizados o no, para que detengamos este fraude contra la nación.

Ya que los hechos nos están dando la razón reafirmamos nuestra jornada de lucha manteniendo de forma indefinida nuestro Campamento de la Dignidad ubicado a unos metros del Palacio Legislativo.       

 

              

CIEN AÑOS DESPUÉS LA HISTORIA SE REPITE Y VICTORIANO SIGUE PRESENTE

¡LA PELEA ES PELEANDO!

¡NO AL TLC!

¡MODERNIZACIÓN DEL CANAL SÍ!

INUNDACIÓN Y DEUDA NÓ!

 

Dado en el Campamento de la Dignidad, en la Ciudad de Panamá

a los 2 días del mes de julio de 2004.