Make your own free website on Tripod.com

Naturaleza & Sociedad

.
Home
La Lógica de los Diablos Rojos
Recursos energéticos
.
Crísis Energética Panameña
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ritmo Caetano

Carta

 

Los Compromisos de Martín Torrijos

 

Amigos de PanamaRed:

 

He visto sus articulos sobre los comicios panameños, yo soy panameña. Me han llamado la atención algunas cosas, que quiero expresar.

 

Nací en 1980, y mi familia viene de una gran tradición de veneración por el General Omar Torrijos Herrera. Una veneración de estampilla, altar  y hasta vela.

 

Mi padre, que en paz descanse, admiró y fue partidario del general por su política exterior independiente al mandato de los Estados Unidos, sobre todo por su apoyo a mi país paterno, Palestina.

 

De niña pude ver los conflictos de los años ochenta  en la lucha de la cruzada civilista contra el gobierno militar. Ya para entonces sólo estaba con mi madre.

A mediados de los noventa, cuando ingresé a la Universidad, me pude dar cuenta de que el General tuvo sus límites, sobre todo cuando estaba apoyado por una facción de Financieros, que montaron grandes inversiones que les permitió el régimen. En ese momento, se me empezó a caer a pedazos la imagen del general. Y poco a poco, hasta cuando vine ha Europa, y desarrolle mi trabajo como financista independiente, la aureola santa terminó de desaparecer.

..........................

 

Hoy me he desayunado con la noticia de que el hijo del general es el triunfador de las elecciones 2004. Pero más que alegrarme, como lo hicieron algunos amigos panameños que viven en Lovaina, me he entristecido. Martín Torrijos es un hombre lleno de compromisos con portentosos magnates financieros -y no sólo locales- asociados al reparto de negocios que mucho tienen que ver con el futuro de miles de familias panameñas, y los cuales se verá no sólo obligado a desarrollar.

 

Tengo la certeza de que el hijo del "General" tendrá un naufrafio sin precedentes, dejando el apellido "Torrijos" como una palabra abominable para mis compatriotas.

 

Dios proteja a mis compatriotas.

 

(Correspondencia Internacional: Carta a Panamared Enviada por Ana Ishtay, desde Lovaina)